IGP Logo

Red de Monitoreo de Deformación y Fallas Activas

En el marco del Programa Presupuestal por Resultados 0068 “Reducción de la vulnerabilidad y atención de emergencias por desastres”, el Instituto Geofísico del Perú (IGP) trabaja en el monitoreo de 9 fallas geológicas activas. Esto se realiza mediante su unidad ejecutora, la Subdirección de Redes Geofísicas (SRG).

El objetivo es  profundizar el conocimiento de posibles amenazas sísmicas en el país, para gestionar la prevención y mitigación de catástrofes naturales.

Para ello, la instrumentación geofísica adquiere una función esencial. Sirve para evaluar, de forma cuantitativa, el comportamiento de las fallas y registrar datos geofísicos, que son útiles para la investigación científica y la alerta temprana de desastres naturales.

La red de monitoreo se integra por 172 estaciones GPS (temporales y permanentes). Garantizar el correcto funcionamiento de cada estación es trabajo de la SRG, que desempeña, con éxito, hasta la actualidad.

Lo más relevante del 2016 fue la ampliación de la red de monitoreo, de 7 a 9 fallas activas. Estas son: Huaytapallana-Junín, Cordillera Blanca-Ancash, Tambomachay-Cuzco, Cabanaconde-Arequipa, Alto Mayo-San Martín, Illescas - Piura, Amotape en la región Piura – Tumbes, Sama Calientes-Tacna, y la falla de Chololo en la región Moquegua. Todas, zonas sísmicas activas del Perú.

Cada falla cuenta con dos estaciones GPS. Operan de forma independiente y transmiten información recolectada, vía internet, a la sede Camacho del IGP. Éstas se almacenan en el banco de datos, para, luego, ser utilizados por investigadores y/o entidades relacionadas a la gestión de riesgo de desastres.

En el caso de las fallas Sama Calientes y Chololo, las estaciones serán instaladas en el periodo 2017.